lunes, 9 de julio de 2012

02 Superlópez (1ª etapa Bruguera)

Aunque Jan ya había demostrado que era un dibujante de historietas tanto en Cuba como en España tuvo que entrar en Bruguera como dibujante de material promocional (cuentos, libros para colorear, troquelados, etc.) Consiguió el trabajo gracias a la ayuda del editor Miguel Pellicer, al que Jan conoció con 17 años en los Estudios Macián de animación y que también hablaría en favor del dibujante frente al estricto editor Rafael González. Desde este puesto de ilustrador Jan consiguió destacar dibujando unos cromos con piezas intercambiables: cada cromo presentaba un personaje dividido en dos piezas, cabeza y cuerpo, de modo que la cabeza de un cromo podía encajar con el tronco de otro cromo, etc. Gracias a ello consiguió llamar la atención de los editores y entrar por fin en el departamento de revistas.




En el momento de tener que presentar algún personaje fijo Jan recordó al Superlópez del año anterior con el que pensó que podría competir con sus compañeros de editorial. Por desgracia su estilo (humor, dibujo...) no coincidía con el que imponía Bruguera por lo que tuvo que empezar a dibujar guiones ajenos entre los que se encontraban algunos de Conti (que firmaba como Pepe). Jan estaba a disgusto no sólo con el tipo de historietas que tenía que realizar sino también con los comentarios que se hacían de su dibujo. Por ejemplo, el editor Rafael González le ordenaba que redujese el tamaño de las narices de sus personajes. El dibujante llegó a dejar la editorial una y otra vez porque no le gustaban las condiciones en las que tenía que trabajar... pero volvía también una y otra vez porque Bruguera era la mejor empresa del negocio.

Un miércoles, día de cobro, Jan coincidió con Efepé (Francisco Pérez Navarro) en la editorial y se pusieron a hablar. Jan le comentó que estaba harto de los guiones con los que tenía que trabajar y Efepé le propuso escribirle unos guiones de prueba. Efepé, al contrario que otros guionistas, centró sus historias en el apartado superheroico del personaje y dejó a un lado el humor costumbrista de las oficinas y los matrimonios. A Jan le gustó su visión de Superlópez y así comenzó una larga colaboración en diferentes proyectos a partir de entonces.

En esta etapa (1974-1975) el personaje es prácticamente el mismo en lo externo. Mantiene su traje, corbata y gafas en su identidad civil, su trabajo de oficinista, su jefe calvo y trajeado y a su mujer de cabello rizado. El diseño cambia básicamente en la cabeza, que se redondea hacia atrás. Los ojos dejan de ser dos puntitos para tener las córneas blancas y una pupila dentro. Las historias son variadas pero en general consisten en chistes de oficinistas o están centradas en la mujer del protagonista, aunque tampoco falta el tópico brugueriano de los chistes de morosos o sastres. Las excepciones son precisamente las historietas escritas por Efepé que tratan sobre supervillanos, atracos, etc. y que son lo mejor de esta primera etapa.

Un detalle curioso es que en estas páginas parece que el origen de los poderes de Superlópez es el traje. Pérez Navarro ha comentado que Jan no sabía de superhéroes cuando empezó con este personaje y creía que los poderes de Superman venían de su disfraz. Por eso a partir de ahora en esta colección veremos que Superlópez generalmente tiene poderes sólo cuando va vestido con sus mallas y su capa, como por ejemplo en Los Alienígenas.

En el Olé nº 13 de Superlópez, El Génesis de Superlópez, se incluye una selección de estas historietas (creo que desordenadas). Parece que en esta etapa también hubo varias historias de dos y cuatro páginas pero ésas no han sido reeditadas por Ediciones B. Por cierto, el título del álbum se puede considerar incorrecto. Cuando se habla del origen de algo se debe utilizar el femenino de "génesis" mientras que el masculino se refiere sólo al primer libro de la Biblia. El título más correcto podría ser "La Génesis de Superlópez".


Declaraciones

"[Sobre el trabajo en Bruguera] Desde 1970 hasta el cierre fueron años principalmente de sustento familiar. Para ello hacia las cosas más variadas, como cuentos y troquelados de los personajes de la casa, además de muchos otros de fuera, como Astérix y Obélix, Los Picapiedra, etc... Hasta que después de la creación de Superlópez me dediqué plenamente a él, y después a Pulgarcito." (Jan, fuente)

"La figura [de Superlópez] se me quedó clavada después y me iba dando cuenta que tenía potencial para llegar a contar con lectores a quienes “endosar” mis historias. También recuerdo la mala gana con que hacia las páginas para Bruguera, con los guiones de Conti, sobre todo. Pero evidentemente esperaba mucho de ello." (Jan, fuente)

"Había que ajustarse a la línea editorial y conceptos de la casa de una página de chiste escenificado en cuadritos minúsculos, que yo consideraba anticuado." (Jan, Dolmen nº66)

"Una vez, reunidos con [Rafael] González, el guionista Conti y el editor [Jordi] Bayona, González me hizo una pregunta: ¿Qué es lo que no le gusta de nuestras historietas...? Le contesté: Son estúpidas. Desde entonces no podía ni verme, me atendían terceros..." (Jan, Dolmen nº66)

"Yo quería hacer historias con contenido crítico-social [...]. Lo que yo quería hacer tenía que aprender a hacerlo y quería desarrollarlo, porque sabía que aquellos tebeos [de una página] no podían perdurar, y así fue..." (Jan, Dolmen nº66)

"Lo deje hasta tres veces, y volvía porque sabía que para cualquier proyecto de cómic necesitaba estar en una editorial grande y Bruguera lo era". (Jan, fuente)

"Creo que fui imponiendo mi manera de hacer gracias a las personas que me apoyaron ya que soy terco. La verdad es que el color que se aplicaba era horrible y cuando se introdujo la rotulación mecánica ya salté. Decían que rotulando a máquina con mayúsculas no se ponían acentos... Yo siempre he tenido un sentido docente de las cosas que se hacen para jóvenes. Las editoriales como Bruguera, no." (Jan, fuente)

"Las narices grandes no eran un rasgo de la escuela Bruguera, al contrario, sufrí bastantes presiones para que las recortase... Cuando comencé a colaborar con Bruguera me vi oblgado a plegarme a la línea de la casa hasta que me harté. Solo cuando se jubiló el director Rafael González me dejaron trabajar a mi aire sin intromisiones y a la vista están las diferencias si se comparan las páginas de los inicios con las de después... Desde luego, mi formación viene de los dibujos animados, y me creo más cercano a las historitas franco-belgas de los años cincuenta y sesenta, como las de Franquin, aunque no de estilo gráfico, sino de concepción de lo que debe ser la historieta" (Jan, fuente)

"Procedo de una época en que se hacían muy malos tebeos ya que se hacían con un criterio más comercial que de hacer las cosas bien. La editorial rotulaba por su cuenta a máquina de escribir y no ponían acentos, alegando que las mayúsculas no llevan acentos, o no le daban importancia al color, con lo cual yo prefiero trabajar solo." (Jan, fuente)

"Esa editorial [Bruguera] era muy retrógrada, paternalista e impositiva, registraban todo a su nombre sin preguntarte... Pero me permitió mantener a mi familia y le debo haber podido lanzar Superlópez a base de esperar cambios de mentalidad y de personal." (Jan, fuente)

"El director de los cómics de Bruguera, Rafael González, era un hombre que sabía mucho de cómics y de guiones. Imponía su criterio por encima del dibujante, y a Jan por ejemplo le hacía recortar las narices [...]. Siempre se enfadaba porque las narices de Jan eran demasiado largas." (Miguel Pellicer, fuente)

"Le propuse el personaje a Rafael González; como tenía que hacerlo según los aburridos parámetros de la casa, no quise realizar yo los guiones... La idea era mantener el personaje en Bruguera esperando cambios y modernizaciones que tenían que llegar. (...) Eran gags escenificados a cada cual más tonto; me pasaban unas hojas amarillas mecanografiadas, generalmente sin firma... Los de Pérez Navarro eran los mejores, y eso me llamó la atención. Le invité a mi estudio y empezamos a hacer cosas juntos". (Jan, Los tebeos de nuestra infancia: la Escuela Bruguera (1964-1986))

"[Francisco Pérez Navarro] era uno de los que hacían guiones para González, pero tenía algo que lo distinguía, dentro de todos sus guiones eran los mejores y un día quedamos en mi estudio, hablamos e hicimos amistad." (Jan, Dolmen nº66)

"Con el guionista Francisco Pérez Navarro (Efepé) también llegué a tener una buena amistad y me lo pasé muy bien trabajando con él. Y es que iba casi a diario a mi estudio a trabajar allí." (Jan, fuente)

"Lo que a él no le gustaba es que hasta entonces los guionistas que le había puesto Bruguera [...] le hacían historias entre comillas muy caseras. [...] Yo le sugerí que ya que era un superhéroe lo ambientáramos en un ambiente de superhéroes". (Francisco Pérez Navarro, fuente)

"Él me dijo que no estaba muy contento precisamente con las historias que le planteaban en Bruguera y entonces yo le sugerí 'Oye, si quieres digo que te hago un par de guiones de prueba y a ver qué te parecen y tal'. Él accedió, le gustaron, y a partir de entonces empezamos a colaborar". (Francisco Pérez Navarro, fuente)

"Estuvimos colaborando juntos un montón de años. Vivíamos relativamente cerca, él ya tenía un estudio y por las mañanas iba allí. Él dibujaba y yo hacia los guiones, una mesa delante de la otra, colaborando y comentando. Fuimos amigos. y si digo fuimos en pasado, es porque en cierto momento tomamos caminos separados. No nos enfadamos, ni nos peleamos, solo nos separó la distancia." (Francisco Pérez Navarro, fuente)


Portadas




Viñeta a viñeta
(El orden de las páginas se basa en el álbum El génesis de Superlópez)

Página 24, viñeta 10
Además de aparecer y desaparecerle las gafas, Superlópez parece que tiene un 2 en el pecho en vez de una S. Esto seguirá pasando durante las siguientes 12 páginas.

Página 29, viñeta 14
La S del pecho está bien dibujada, pero en la siguiente página se vuelve al 2.

Página 32, viñeta 10
El DDT es el nombre de una de las revistas de Bruguera.

Página 33, viñetas 4 y 9
La idea de dibujar el planeta Tierra como si sólo contuviese a España acabará siendo la inspiración del diseño del planeta Chitón en Las aventuras de Superlópez.

Página 34, viñetas 6 y 10
De nuevo, el futuro diseño de Chitón.

Página 34, viñeta 13
Un establecimiento de Elecson, una empresa de aparatos de sonido. Debajo, el personaje que sonríe y saca los dientes con mucho pelo negro es Felipe Gafe, otro personaje que Jan dibujaba en Bruguera. El camión lleva el texto "Tío Vivo" como referencia a otra revista de Bruguera.

Página 35, viñeta 2
El nombre del banco podría ser una forma de incluir la firma del guionista, Francisco Pérez Navarro, o tal vez no.

Página 36, viñeta 3
De nuevo, un 2 en el pecho en vez de una S.

Página 37, viñeta 1
"¡Hola, pequeñín!" es una frase que repetirá mucho el Gladiador Galáctico en Las aventuras de Superlópez.

Página 39, viñeta 3
En este personaje ya se intuyen los rasgos de Escariano Avieso, que aparecerá en La Semana más Larga.

Página 42, viñeta 15
De nuevo, tal vez el nombre del banco (Pérez) haga referencia al guionista (Pérez Navarro).

Página 44, viñeta 16
Superlópez tiene que cuidar a un bebé, ¿pero será suyo?

Página 45, viñeta 10
De nuevo la S del pecho está invertida.

Página 46, viñeta 14
Este chiste será recurrente en la colección: alguna portada, en La Espantosa, Extraña, Terrífica Historieta de los Petisos Carambanales, y en Una Vez, en una Ciudad...

Página 47, viñeta 5
¿Poderes telepáticos? No se volverán a mencionar.

Página 52
De aquí en adelante la S del pecho vuelve a estar invertida.

Página 54, viñeta 5
¡Un anuncio de tabaco! No volverá a salir ni uno más en toda la colección.

Página 56, viñeta 11
Superlópez parece que puede crear "súper campos magnéticos". No volverá a mencionarse.

Página 60 viñeta 5
Aunque en aquella época Jan aún no dibujaba coches conocidos, aquí se puede adivinar un Mini.


Bibliografía

El Génesis De Superlópez
Colección Ole! nº13
Ediciones B, Julio 1989
ISBN: 84-406-0655-9

Super Humor Superlópez nº3
Tomo recopilatorio
Ediciones B, Noviembre 1989
2ªed. Noviembre 1992
ISBN: 84-406-1097-1

El Génesis De Superlópez
Colección Ole! nº13 (29x21cm relieve)
Ediciones B, Junio 1994
2ªed. Abril 1997
ISBN: 84-406-4399-3

El Génesis De Superlópez
Colección Fans nº13
Ediciones B, Marzo 2005
ISBN: 84-666-2239-X

Super Humor Superlópez nº3
Tomo recopilatorio (29x21cm)
Ediciones B, Noviembre 2005
ISBN: 84-666-2696-4

4 comentarios:

Petiso carambanal dijo...

En la página 60, viñeta 5, se puede adivinar un "Mini" (En aquella época, Jan aún no dibujaba coches conocidos)

Peúbe dijo...

Añadido, ¡gracias!

Israel dijo...

Buenas!
Acabo de alucinar leyendo que Jan dibujó los fantásticos personajes de Hippy 2000. La de chicles que me comí para completar el álbum!!!
Recuerdo que me encantaba jugar con las combinaciones, y que había algunos muy pesados que siempre salían...
Soy seguidor de Jan, sobre Super López desde hace mucho años, y nunca dejo de sorprenderme.
Y por cierto, felicidades por el blog. Me parece fantástico y un gran trabajo!
Saludos

Peúbe dijo...

Muchas gracias por el comentario. ¡Se hace lo que se puede!