lunes, 26 de noviembre de 2012

17 Al Centro de la Tierra

La crisis y la quiebra de Bruguera no debieron de ser fáciles para ninguno de sus autores. Mientras la editorial se encontraba todavía malamente en pie Jan ya empezó a probar con nuevas ideas, como Viceversa, Trotacosmos de Ida y Vuelta para la revista Rumbo Sur o cuatro páginas para el Hara-Kiri nº46, pero de esta época destaca especialmente Laszivia. Se trata de un álbum de 44 páginas de ciencia ficción, erotismo y humor del que Jan se siente incómodo por haberle puesto la misma firma que al resto de sus historias. El otro trabajo que realizó en esta época fue colaborar como animador en la serie de televisión Mofli, el Último Koala, pero no le terminó de entusiasmar por varios motivos. Debido a todo esto no lo dudó en cuanto Ediciones B le llamó para continuar con Superlópez en su propia revista.

Además de estos cómics que acabaron progresando, alrededor de esta época Jan también desarrolló nuevas propuestas. Aquí hay unas cuantas de las que luego acabarían prosperando cosas como Laszivia o Superioribus:



Cuando Jan vuelve a dibujar a Superlópez lo hace en mejores condiciones que antes, al menos desde el punto de vista del lector. Ahora Jan lidera una nueva revista centrada en sus personajes (Superlópez, Cab Halloloco, Los Últimos de Villapiñas) que además incluirá posters de Superlópez e incluso textos e ilustraciones (Las cosas de Jan) en los que habla sobre su trabajo, sus opiniones y cualquier tema número a número.

En las primeras entregas de la revista también se fueron incluyendo algunas ilustraciones promocionales. Por ejemplo, para animar a los lectores a escribir cartas a la redacción y para que enviasen sus propias versiones del personaje. Con ellas Jan dibujó después una visita a un museo en el que se exponían como cuadros:



Para empezar esta nueva etapa Jan decidió enfrentar a Superlópez a la situación que él tuvo que vivir, el cierre de su empresa. El detonante de la trama es la quiebra de Llauna Films debido al fracaso económico de Tronak el Kárbaro, por lo que un pequeño grupo formado por Jaime, Luisa y Superlópez (en sustitución de Juan López) inician el viaje al centro de la Tierra para imitar al bisabuelo de Jaime, Axel Lidenbrock, el protagonista del libro de Julio Verne. Para su sorpresa, cuando regresan se encuentran con que el jefe ha reabierto la empresa con los mismos empleados. Jan mete guiños tanto al principio y al final, como los trabajadores protestando con el lema "Llauna en lucha" o las bes mayúsculas que aparecen al final del álbum y en la contraportada de los nuevos álbumes Olé!


Los trabajadores de Bruguera se manifiestan en Madrid (ABC 10/09/1986)


Jan había utilizado antes libros y películas para desarrollar álbumes pero con Superlópez es la primera vez que el libro en cuestión no es está de moda en ese momento. Viaje al Centro de la Tierra (1864) es la segunda novela publicada de Julio Verne, editada dentro de colección Viajes Extraordinarios, que consiste en un grupo de unos 55 libros de aventuras protagonizados por exploradores que recorren el mundo basándose en los avances científicos de la época con la intención de educar de esa manera al lector además de entretenerlo. En este caso la trama describe cómo el profesor Otto Lidenbrock, su sobrino Axel y el guía islandés Hans inician un fantástico recorrido dentro de la Tierra a través del volcán Sneffels.

El salto de dos años entre el álbum anterior y éste se notan mucho. Por ejemplo, el coloreado tiene muchísima más calidad con brillos, sombras y texturas y ningún rastro de las viñetas monocromáticas en Bruguera. También es el primer álbum que no está separado en capítulos, aunque esta división volverá en algunos álbumes en el futuro. Por último, la relación entre los personajes de Jaime y López cambia. Los dos empezaron como enemigos de la "vida real" para después pulir sus diferencias poco a poco en La Gran Superproducción hasta convertirse aquí en amigos.

Con este álbum Jan empieza a utilizar unos pequeños personajes azules y redonditos que viven bajo tierra, los petisos. Hablan utilizando jeroglíficos que el lector debe deducir, y me imagino que la creación de este idioma se le ocurrió a Jan con el manuscrito de letras rúnicas que da comienzo a la novela (la siguiente imagen). El recurso precisamente viene muy a cuento en este cómic porque de hecho Julio Verne era, al igual que su admirado Edgar Allan Poe, un apasionado de la criptografía, los anagramas, los juegos de palabras y los mensajes ocultos.


Además de la documentación fotográfica Jan se basa en algunas de las 56 ilustraciones clásicas de Édouard Riou que acompañaban al libro en 1864. Voy a poner algunas a lo largo de este post, las que más vea que tienen que ver con el cómic. Para poder verlas todas juntas este enlace está bastante bien.

En el décimo número de la revista Superlópez de Ediciones B se incluyeron dos páginas más y un póster como epílogo de esta historieta y prólogo de la siguiente, La Espantosa, Extraña, Terrífica Historieta de los Petisos Carambanales, que no se han vuelto a editar. Los entrevistadores son casi los mismos que en la historia del Oye Mira.


El petiso de la viñeta 7 dice "ola".


Taragall y Tonald Reagana, las parodias del alcalde de Barcelona Maragall y el presidente de EE. UU. Ronald Reagan, hacen una aparición en El Pariódico. También descubrimos que alguien ha prendido fuego al Teat Panta que Juan López compró en Los Cabecicubos, seguramente la banda de delincuentes que durante 1987 quemó cerca de 200 coches en Barcelona. Los petisos dicen "¡estamos listos!" y "si".


En la revista Superlópez nº42 Jan comentó este cómic acompañado de estos bocetos:



Este cómic fue editado por primera vez en los 10 primeros números de la revista Superlópez en 1987. La recopilación en álbum Olé en el número 10 de la colección es de ese mismo año, así como la recopilación dentro del segundo Super Humor Superlópez.


Declaraciones

"Esa historieta tiene su base en la idea de que se puede dar a conocer, difundir o proponer la lectura de un libro continuándolo. El «Viaje al Centro de la Tierra» de Julio Verne es uno de los mejores libros de aventuras que jamás se han escrito. No voy a extenderme, a mí me gusta y basta. Cosas mías. ¿Está claro? Bien pues, iba por la treinta y cuatro lectura y se me ocurrió que el protagonista, Axel, que se casaba al final con la ahijada del profesor Lidenbrock, podía muy bien tener en su descendencia a Jaime González Lidenbrook. Eso fue a raíz de un paseo por Calella que, como todos sabemos, es un «municipio alemán» situado en Cataluña; no se sabe por qué...  De ahí me imaginé a mis personajes viajando por idéntico trayecto en el mismo arden que en la novela, lo que, astutamente, incita a comprobarlo paso a paso." (Jan, fuente)

"Lo importante era que la historieta se aproximara lo más posible a la atmósfera del libro, y como buena parte de ella la fijan las ilustraciones de la época que devienen en clásicas y rara es la edición que no las incluye, las estudié, así como las descripciones del trayecto. (...) Como puedes ver, utilicé la casa del profesor Lidenbrock tal como se describe en el libro y las ilustraciones de Riou (1864); También me inspiré en ellas para los interiores de la tierra." (Jan, fuente)

“A los muchachos en general hay que animarlos a leer ciertas obras, como ‘Viaje al centro de la tierra’, es muy conveniente recordarlas. También me gustaría divulgar a Borges pero es difícil. Puedo inspirarme en cualquier libro que me parezca sugerente en términos de animación a la lectura, o simplemente que me gusten a mí personalmente. Me encanta el realismo mágico.” (Jan, fuente)

"Otras vistas como el restaurante donde López decide repentinamente ir con sus amigos al centro de la tierra, son apuntes del local y su dueño, hechos distraídamente en una servilleta de papel mientras comía un «arrós del dijous». Por cierto que al cabo del año de salir aquel álbum alguien debió enseñárselo al dueño del restaurante y decirle que yo era el autor, pues un buen día me sorprendió negándose a cobrar la cuenta y pidiéndome la clásica dedicatoria. Un día de estos pienso intentarlo con el Ritz o el hotel Princesa Sofia..." (Jan, fuente)

"Los otros dos métodos [de coloreado] son los que yo sigo en el Superlópez, por color directo: aplicando los colores sobre el mismo dibujo original. Todos los materiales valen, según como quieras montártelo. Utilizo acuarelas liquidas porque no tapan la línea de tinta como por ejemplo el gouache o las acuarelas normales, que son opacas; pero suelo acabar con rotuladores y lápices de colores para los detalles y toques finales. Es el caso de «Al Centro de la Tierra» y de «Los Petisos Carambanales» así como todas las portadas." (Jan, fuente)

[¿Cómo vivió usted el cierre de la mítica Bruguera?] "Hombre.... mantenía familia y me debian más de dos millones... hube de espabilarme para encontrar otra cosa... De todas maneras hubo suerte." (Jan, fuente)

"A veces la necesidad te obliga a hacer trabajos que no aceptarías en situaciones normales: tras el cierre de Bruguera, me quedé sin trabajo e hice el álbum erótico Lascivia para Norma Editorial; luego me arrepentí, porque considero que la firma JAN debería ir siempre asociada a un espectro de lectores que va desde los 7 a los 18 años. Entonces me puse a dibujar todo tipo de personajes -Asterix, Zipi y Zape o Mortadelo- para álbumes coloreables y cuentos troquelados pero, desde luego, lo pasé muy mal." (Jan, fuente)

"Dificilmente [volvería a realizar algo parecido a Laszivia]... Eso lo hice al quedarme sin trabajo debido al cierre de Bruguera, de todas maneras logré darle un contenido más bien propio y didactico, je... No me gusta el erotismo por el erotismo..." (Jan, fuente)

“El cómic erótico ni me tienta ni me gusta. ‘Laszivia’ lo hice porque estaba sin trabajo a raíz del cierre de Editorial Bruguera y me costó encontrar otra cosa. Era una serie para una revista muy erótica, casi porno, sin embargo no me negará nadie que no le di contenido critico social a cada historia, cosa que en ese género no suele haber.” (Jan, fuente)

"Mi trabajo allá [en Cuba] era de técnico asesor de dibujos animados y aquí en Barcelona volví a trabajar en la animación en los estudios Equip durante la producción de la serie de Mofli, el koala, pero la experiencia no me animó a seguir, preferí continuar con Superlópez cuando se fundo Ediciones B." (Jan, fuente)

"Tuve que volver a ese oficio [la animación] más por necesidad que otra cosa. Me encontré los procesos muy cambiados y muchas técnicas de animación simplificadas u olvidadas por cuestiones de comercialidad: se trabajaba más por velocidad que por calidad pero creo que pese a eso les salía más caro... No me gusto aquella experiencia, prefiero el trabajo bien hecho, algo que se me pego de Francisco Macián que por ello no fue tan prolífico. No se me da bien el trabajo en equipo, además ahora mismo ya estoy tan desfasado que necesitaría mucho reciclaje..." (Jan, fuente)

“De ‘Mofli, el último koala’ recuerdo un estudio mal organizado, más transitado que el metro, ruidoso y con exceso de gente que no servía. La serie tenía un estilo desigual según el animador al que tocaba cada escena, solo destacaba el trabajo paciente de Ventura y algunos pocos animadores y dibujantes realmente buenos, pero era lo que había. Al terminar la serie me dije que no volvería a trabajar en animación.” (Jan, fuente)

"Superoribus sólo fué una recopilación de páginas realizadas en 1988 en una época que no tenía otro trabajo debido al cierre de Bruguera y me dedicaba a los dibujos animados (Mofli el Koala). No creo que haga más…" (Jan, fuente)


Portadas

El petiso de esta portada dice "¿sera tonto?". En el fardo Superlópez lleva Viaje al Centro de la Tierra.



El petiso de esta portada dice "papa". Un petiso adora una ilustración de Vázquez.


El petiso de esta portada dice "se la va a pegar".


El petiso de esta portada dice "¡me voi a matar!". Se ve un cartel de papastratos, un anuncio de neumáticos Chiclón (como el robot de Las Aventuras de Superlópez) y en el coche hay una pegatina de un chupete (¿El Señor de los Chupetes?).


El petiso de esta portada dice "se lo van a cargar".


Los petisos de esta portada dicen "le tiro?", "no! que luego viene si padre!"


Los petisos de esta portada dicen "este chiste lleva retraso", "cosas del jan".


Los petisos de esta portada dicen "esto como una cabra loca" y "pero vale".


Los petisos de esta portada dicen "lo ihzo aposta" y "claro, adan i eva". Además de referencias a Viaje al Centro de la Tierra y el libro del Génesis esta portada es un guiño a Alicia en el país de las maravillas, donde aparecen unas setas gigantes que cambian el tamaño del que se las come.


Los petisos de esta portada dicen "pues si llega a usar un martillo" y "qe barbaro!". En el cuadro está Panchita, la criada del Doctor Cataplasma, un personaje creado por Martz Schmidt en 1953.



La quinta viñeta de esta portada se basa en la viñeta 7 de la página 42 de este tebeo. El logo del álbum es el de la nueva revista de Ediciones B:



Viñeta a viñeta

Página 1 viñeta 1
La presentación tiene cierta retranca, parece que no han pasado más que unos días entre este álbum y el siguiente. El autobús enlaza El Masnou con Bangkong. Un coche le está mordiendo la rueda a otro.

Página 1 viñeta 6
Voss Delamo no lleva gafas.

Página 2 viñeta 1
Ésta es la última vez que Jaime tendrá esa manía a Juan López, el despido le quita sentido a la competitividad que había entre ellos. Sin embargo, después de este álbum los dos seguirán siendo amigos.

Página 2 viñeta 2
Ipáñez va a probar a llevar unas muestras de unos personajes que parecen Mortadelo y Filemón a la editorial Truguera. El comentario de Voss Delamo se refiere a que Ibáñez dibujaba una gran cantidad de páginas. En esta época Ibáñez y Ediciones B estaban en medio de juicios para decidir a quién le pertenecía Mortadelo. De hecho, todavía faltaban unos años para que Ibáñez entrase en Ediciones B.

Página 3 viñeta 2
El bikini es como se llama al sandwich mixto en las cafeterías de Barcelona debido a una sala de bailes que había allí.

Página 3 viñeta 5
Primera aparición en las páginas de Superlópez de la palabra "cantimpalos". Jan la volverá a usar con frecuencia en el futuro tal cual o cambiándola un poco ("cachimpalos").

Página 3 viñeta 6
Calella es una localidad marítima al norte de Barcelona. Entre los 70 y los 90 recibía mucho turismo centroeuropeo por lo que se la conocía como Calella de los Alemanes.

Página 4 viñeta 9
Un cartel de Patastratos.

Página 5 viñeta 3
Como comenta Jan, este restaurante se basa en uno al que iba a comer: "Otras vistas como el restaurante donde López decide repentinamente ir con sus amigos al centro de la tierra, son apuntes del local y su dueño, hechos distraídamente en una servilleta de papel mientras comía un «arrós del dijous». Por cierto que al cabo del año de salir aquel álbum alguien debió enseñárselo al dueño del restaurante y decirle que yo era el autor, pues un buen día me sorprendió negándose a cobrar la cuenta y pidiéndome la clásica dedicatoria. Un día de estos pienso intentarlo con el Ritz o el hotel Princesa Sofia..."

Página 5 viñeta 9
Sobre la cabina, el primer petiso dentro de las historietas de Superlópez.

Página 6 viñeta 1
En esta panorámica de París se distingue el puente Saint Michel sobre el río Sena, la torre Eiffel y creo que la cúpula del fondo es del Panteón.

Página 6 viñeta 2
Superlópez atraviesa Holanda.

Página 6 viñeta 4
También se escribe Königstraße.

Página 6 viñeta 5
Es un canal del río Elba.

Página 6 viñeta 8
La casa del profesor Lidenbrock es como la de la ilustración de Édouard Riou:


Página 7 viñeta 2
Was? (alemán): ¿Qué?
Huch (alemán): Ups.

Página 7 viñeta 4
Tanto Adolf como Rodolf son nombres en desuso en Alemania. Como curiosidad, en este enlace se puede ver la evolución a lo largo del tiempo de la popularidad del nombre "Adolf".

Página 7 viñeta 7
Die Zeitungen (alemán): Los periódicos.

Página 8 viñeta 1
En Das Kino ("el cine") echan Rambo, el título con el que se llamaba a Acorralado (1982). Aunque tal vez estén echando Rambo II (1985)...

Página 9 viñeta 3
Verdammt! (alemán): ¡Maldito!

Página 9 viñeta 4
Was ist? (alemán): ¿Qué es? (¿?)

Página 9 viñeta 9
Sprechens Spanisch, Englisch, Italienisch (alemán): Se habla español, inglés, italiano
Zugang (alemán): Acceso

Página 10 viñeta 3
Sportabteilung (alemán): Departamento de deportes

Página 10 viñeta 6
Unterhosen (alemán): Calzoncillos
Der Rock (alemán): La falda
Pantoffeln (alemán): Zapatillas

Página 10 viñeta 7
Neuheiten (alemán): Noticias
Kreditbüro (alemán): Oficina de crédito
Anprobekabine (alemán): Probador

Página 11 viñeta 1
El avión es un G-AWZV de British Airways. Superlópez sujeta una cámara pero durante el viaje no hacen fotos. Esto se explica en las páginas extra del décimo número de la revista Superlópez (al principio de este post).


Página 11 viñeta 3
El niño alemán reconoce al Super Meier de la traducción alemana de los tebeos de Superlópez.
Das (alemán): Eso (¿?)

Página 13 viñeta 2
Is das klar? (alemán): ¿Está claro?
Jawohl (alemán): Sí.

Página 13 viñeta 3
"Tundra" es el tipo de lugar por el que están pasando, sin árboles y con el suelo lleno de musgo y líquenes.

Página 13 viñeta 6
El Akvavit es una bebida escandinava con un 40% de alcohol. Jan ha utilizado la forma inglesa de la palabra, los islandeses lo escriben como Ákavíti.
Es stimmt! (alemán): ¡Es verdad! (¿?)

Página 14 viñeta 2
Sehr gut! (alemán): ¡Muy bien!

Página 14 viñeta 5
El Hekla es el volcán más activo de Islandia.

Página 16 viñeta 2
Jaime y compañía se encuentran con un campesino con muchos hijos rubios, igual que el grupo de Otto Lidenbrock en el capítulo XIII del libro. El Vatnajökull es un glaciar de Islandia.

Página 16 viñeta 5
En la novela de Julio Verne este viaje también se realizó en junio.

Página 18 viñeta 3
O nein! Da! (alemán): ¡Oh, no! ¡Allí!

Página 18 viñeta 4
Ese "hist" puede ser una errata y realmente sea "ist", "¿qué es?"

Página 18 viñeta 5
Verdammte Eierei! (alemán): ¡Maldito [insulto]! Ese insulto hace referencia a "eier", "huevos" en alemán. La traducción más o menos vendría a referirse a alguien que cambia de opinión fácilmente, que no sabe lo que quiere, o alguien que conduce mal, yendo de un lado a otro.

Página 19 viñeta 2
Superlópez parece que no recuerda que el trato que hizo Jaime era que el helicóptero sólo llegaría al pie del Sneffels.

Página 19 viñeta 7
En el capítulo XIV del libro Otto Lidenbrock da la misma explicación a su sobrino Axel.

Página 22 viñeta 5
Superlópez está explicando el fenómeno del sol de medianoche.

Página 23 viñeta 5
Wo... Wo bin Ich...? (alemán): ¿Dónde... dónde estoy...?

Página 23 viñeta 7
Schluck! (alemán): Algo como ¡Ñam! o ¡Slurp!, chasquear la lengua...

Página 24 viñeta 2
"En el libro lo pone" en el capítulo XVI.


Página 24 viñeta 9
Luisa dice que ha probado el eco, pero en la viñeta 5 se le ha puesto la cara blanca. Es decir, que está ocultando su pánico.

Página 25 viñeta 1
Otto Lidenbrock deja caer su equipaje de una manera parecida en la novela en el capítulo XVII.

Página 28 viñeta 3
En la novela los personajes bajan por esta lava solidificada y resbaladiza en el capítulo XVIII.

Página 28 viñeta 5


Página 28 viñeta 6
La primera aparición de un petiso subterráneo, aunque ya han aparecido en la página 5 y en la portada del primer número de la revista. Parece que se trata de pequeños personajes azules subterráneos.

Página 29 viñeta 1
En la novela quien elige el camino incorrecto es Otto Lidenbrock en el capítulo XIX.
 


Página 29 viñeta 5
Superlópez observa fósiles, los mismos que le sirvieron a Axel Lidenbrock para deducir que iban por el camino equivocado en el capítulo XX. De ese capítulo es también la descripción de la mina de carbón.

Página 31 viñeta 2
Primer bocadillo de un petiso en su extraño idioma, aunque el petiso que aparece en la portada del primer número de la revista también tenía una frase en este lenguaje. Dicen "¿y esta luz?" y "la han traido esos".

Página 31 viñeta 4


Página 31 viñeta 5
Un petiso dice "feos" y en la piedra el petiso enfadado ha escrito "hombres go home".

Página 32 viñeta 3
En la novela Hans excava el arroyo en el capítulo XXIII.

Página 33 viñeta 5
El grupo de Otto Lidenbrock bajó por estas fallas en el capítulo XXIV.


Página 34 viñeta 6
El petiso dice "se va a constipar".

Página 36 viñeta 2
Los petisos dicen "se van a matar" y "si".

Página 37 viñeta 6
Citando al Don Juan Tenorio de Zorrilla, los petisos dicen "como chillan los malditos" y "si".

Página 38 viñeta 3
La explicación de que el aire se vuelve más denso a medida que se baja y cómo afecta al volumen de la voz se da en el capítulo XXV del libro.

Página 38 viñeta 7
Los petisos dicen "puf!" y "que pasa?".

Página 39 viñeta 2
El niño cree que se trata del monstruo del Lago Ness.

Página 39 viñeta 3
Se ven la Torre del Reloj y la Torre Central del Palacio de Westminster de Londres.

Página 39 viñeta 4
La Sagrada Familia de Barcelona.

Página 39 viñeta 6
Juan López tiene un poster de Madd(onna) en su casa.

Página 39 viñeta 7
Primera aparición en la colección de Superlópez del cuadro "El caballero de la mano en el pecho", pintado por el Greco en el s. XVI. En los siguientes álbumes Jan volverá a jugar con él, como por ejemplo en El fantasma del Museo del Prado, etc.


 Autocaricatura de Jan que acompañaba la sección
Las Cosas de Jan en la revista Superlópez


Página 41 viñeta 2
Jaime y Luisa se pierden de la misma manera de Axel Lidenbrock en el capítulo XXVI.

Página 42 viñeta 1
El reencuentro del grupo recuerda al capítulo XXVIII de la novela.

Página 43 viñeta 1
La llegada a la playa subterránea tiene lugar en el capítulo XXX. Según el libro la luz se debe a un fenómeno eléctrico similar a la aurora boreal.


Página 43 viñeta 4
El bosque de setas aparece en el capítulo XXX del libro. Los petisos dicen "ya estn aqi esos" y "si".


Página 44 viñeta 4
Recuerda a una foto que Jan publicó en la sección Las Cosas de Jan de la revista Superlópez nº 47:


Página 45 viñeta 5
Todiak como parodia de Zodiak, una marca de embarcaciones plegables.

Página 45 viñeta 6
Tonda como parodia de Honda.

Página 47 viñeta 2
El géiser y la isla Axel hacen su aparición en el capítulo XXXIV.


Página 47 viñeta 5
También aparece un plesiosauro en el capítulo XXXIII.


Página 49 viñeta 3
El fuego de San Telmo y la tormenta tienen lugar en el capítulo XXXV. Este fenómeno tiene lugar cuando la diferencia de potencial eléctrico en la atmósfera es muy alta y tiene el aspecto de un resplandor azulado cerca de los mástiles y las chimeneas.


Página 51 viñeta 2
Superlópez encuentra el armamento perdido durante el naufragio de Otto, Axel y Hans en el capítulo XXXVI, que de hecho coincide con la descripción del capítulo XI: "Las armas consistían en dos carabinas de Purdley More y Compañía, y dos revólveres Colt."

Página 51 viñeta 8
Los caparazones de tortugas gigantes se mencionan en el capítulo XXXVII.

Página 52 viñeta 7
Los mamuts y los gigantes aparecen en el capítulo XXXIX.

Página 56 viñeta 1
El petiso dice "buf!".

Página 57 viñeta 6
Axel, Otto y Hans abrieron ese agujero en el granito en el capítulo XLI.

Página 58 viñeta 1
El ascenso dentro del volcán transcurre en los capítulos XLII y XLIII.


Página 60 viñeta 6
La salida por el volcán ocurre en el capítulo XLIV.

Página 61 viñeta 2
Atención a esa B en la chimenea del barco, ¿un guiño a Ediciones B?

Página 62 viñeta 1
La seta se convierte en el emblema de la nueva singladura. Ediciones B grupo "Seta".

Página 62 viñeta 7
Un guiño más a Ediciones B con ese cuadro con una B bien grande. El personaje de barba puede ser una caricatura de Jan.


Bibliografía

Revista Superlópez
Nº1 a 10 ('87)
Ediciones B, 1987 a Feb'90

Al Centro De La Tierra
Colección Ole! nº10
Ediciones B, Julio 1987 (sin ISBN)
2ªed. Abril 1990
ISBN: 84-406-1372-5

Super Humor Superlópez nº2
Tomo recopilatorio
Ediciones B, Julio 1987
2ªed. 1990
3ªed. Octubre 2004 (29x21cm)
4ªed. 2007 (29x21cm)
5ªed. 2009 (29x21cm)
ISBN: 84-7735-200-3

Gran Festival Del Cómic nº3
Tomo recopilatorio
Ediciones Bruch, Septiembre 1988
ISBN: 84-87027-03-2

Al Centro De La Tierra
Colección Ole! nº10
Ediciones B, 1990
ISBN: 84-406-1401-2

Gente Menuda (3ª época)
Nº192 (18/7/93) a 223 (20/2/94)
Semanario juvenil del Diario ABC
Editorial Prensa Española

Al Centro De La Tierra
Colección Ole! nº10 (¿29x21cm sin relieve?)
Ediciones B, Junio 1993
ISBN: 84-406-3683-0

Al Centro De La Tierra
Colección Ole! nº10 (29x21cm relieve)
Ediciones B, Septiembre 1994
2ªed. Febrero 1997
ISBN: 84-406-5032-9

Al Centro De La Tierra
Colección Fans nº10
Ediciones B, Noviembre 2004
ISBN: 84-666-1934-8

Las Mejores Historietas del Cómic Español
Las Mejores Historietas del Cómic Español nº18
Unidad Editorial, Julio 2005
ISBN: 84-96507-36-X
ISBN obra completa: 84-96507-18-1

7 comentarios:

Warbriel dijo...

Problema práctico de esta historia: no aporta nada a "Viaje al centro de la Tierra".

La idea es buena, un spin-off/secuela de una novela clásica pero la historia es básicamente la misma y si te has leído la original te quedas con ganas de más.

Buen post.

Petiso carambanal dijo...

En la página 1, viñeta 1, un coche le está moerdiendo la rueda a otro. Página 45, viñeta 6: Todiak como parodia de Zodiak (la lancha neumática)

Peúbe dijo...

Añadido, gracias.

Anónimo dijo...

Hay un pequeño error en el post. La primera aparición de un petiso es en la página 5, última viñeta, sobre la cabina de teléfonos.

Peúbe dijo...

Se me había pasado completamente, gracias por la corrección.

Unknown dijo...

Me encanta este cómic, creo que es el mejor de Superlopez. Y a Jan le funcionó la idea porque gracias al cómic leí el libro, aunque me decepcionó un poco el comprobar que casi todo el cómic está basado en la novela. Las peleas entre Superlopez y Luisa son un puntazo, y es curioso cuando Luisa reclama su ayuda desesperada cuando se encuentra perdida con Jaime en las cavernas.

Sauce dijo...

¡Qué currazo de información!
Este cómic es todo un logro y ejemplo de la capacidad tanto narrativa como visual del autor: Casi la mitad de la historia está “decorada" de rocas y cuevas y sin embargo resulta un espectáculo visual; por otro lado, varias páginas están repletas de viñetas mudas donde sólo vemos a los protagonistas caminando y sin embargo el desarrollo de la historia no decae en ningún momento.
Para quien no ha leído la novela original, esta historia es, además, muy didáctica con respecto a un clásico de la literatura.
¡Bien por Jan!