lunes, 24 de septiembre de 2012

13 Los Cabecicubos

En 1981 Bruguera quiso competir con la revista Don Miki con una nueva publicación de formato similar dirigida a los niños. Se ofreció a tres dibujantes (Ibáñez, Jan y Raf) que propusieran la serie principal de la colección y de entre ellas se escogió la de Jan: el personaje de Pulgarcito y su gato Medianoche que viven aventuras en diferentes épocas históricas o basadas en libros, cuentos... Parece que Jan empezó un poco desganado, obligado, pero disfrutó mucho de las posibilidades que le permitía el nuevo personaje. Durante un tiempo intentó compaginar las dos series pero al final tuvo que dejar descansar a la supermedianía durante 17 meses. En este tiempo también colaboró en 1982 en la breve revista Jauja (editada por Miguel Pellicer, que ya ha sido mencionado en otro post) con las series Los Últimos de Villapiñas, con guiones de Oli y José García, y Cab Halloloco, una parodia del género de vaqueros.

En enero de 1983 volverían a publicarse nuevas páginas de Superlópez en el Mortadelo Especial nº149 después de 34 entregas de ausencia. Para Jan la elección entre los dos personajes se basó en que Superlópez atraía a un público adulto con el que su continuidad estaba más asegurada que con una colección infantil. Por otro lado, Jan propuso a su hijo para continuar dibujando las siguientes entregas de Pulgarcito pero éste lo acabaría dejando por motivos económicos.

Alguien podría pensar que Jan volvería cansado a Superlópez, sin ideas y sin saber por donde empezar, pero es justo al contrario. Los Cabecicubos, La Caja de Pandora y La Gran Superproducción son los álbumes más complejos de toda la colección. En particular, en este álbum Jan mezcla media docena de referencias culturales tanto para reflejar el comienzo de la década de los 80 como para estudiar la creación y la caída de un régimen fascista. La influencia del secuestro del futbolista Quini y  de la moda del cubo de Rubik es muy evidente, como también que el aumento de atracos en Barcelona fue la base para la creación de Martha (en 1982 se detuvieron a 746 atracadores de bancos y la mitad de asaltos a entidades financieras de España tuvieron lugar en esta ciudad). Por otra parte es posible que la intoxicación del aceite de colza sirviese de alguna manera como inspiración para la epidemia cabecicuba.

El colectivo fascista en esta historia es una consecuencia inesperada de la polución de la fábrica Gallinueva (y de las leyes que no la controlan). No se explica por qué pero poco a poco algunas personas empiezan a tener una cabeza cuadrada, motivo por el que son perseguidas por el resto de una sociedad que ataca a todo lo que se sale de la norma. Este desprecio se convierte en un caldo de cultivo perfecto para la formación de un partido político reaccionario, marcial y violento, el Pa. Cu. (Partido Cuadrado) que gana las elecciones generales de manera poco limpia. Ya en el poder este grupo reforzará sus lazos con el ejército, instigará el miedo contra un enemigo invisible (la amenaza cabecirrendonda) al que reprimirá con violencia y terror, y buscará expandirse por el mundo. Superlópez se unirá al equivalente de los maquis en este cómic, la GUA, Guerrilla Urbana Anticabecicuba, una resistencia contra la dictadura, desorganizada y con pocos medios.

Posiblemente el error de este cómic es que lleva a todos los personajes a situaciones demasiado extremas a las que no se vuelve a hacer referencia en los siguientes números. Sin embargo, esta situación es un reflejo del mundo real. Ni el Primer Hexaedro ni el general Sintacha serán juzgados por crímenes contra la humanidad, sino que Sintacha en las últimas páginas tendrá el valor de definirse como defensor de la causa cabecirredonda (la democracia) y formar un partido político. "No removamos el pasado" parece que es lo que piensan el jefe y Sintacha, una visión muy fiel del funcionamiento del mundo real.

Aunque Jan se mete por tanto en temas bastante polémicos algún editor censuró detalles de lo más tontos. Por ejemplo, los títulos de los dos primeros capítulos (Cosas de Huevos y Los Huevos Cuadrados) fueron reescritos por otros menos malinterpretables, La Cuadratura Del Huevo en los dos casos. Por otro lado, los primeros bocadillos de la página 49 fueron reescritos con torpeza en las ediciones de Bruguera por alguien que no debió de entender el efecto de traqueteo que Jan pretendía transmitir. Sobre este tipo de modificaciones, Jan comentaría: "Lo que más recuerdo [de los años en Bruguera] es el total desinterés por la cosa cultural: solo hacían productos mercantiles masificados, o sea lo que se vendía más y mejor. Eso conlleva que no se preocupaban del mañana y por eso hoy no tenemos buenos lectores de cómic, algo por lo que envidio a Francia, por ejemplo. Lo que más me afectaba es que al no respetar al autor, retocaban, manipulaban como les parecía y sin pedir permiso… Los plazos también los tengo hoy y son producto de aquella época aunque son más lógicos y se me respeta más como autor."



Como subtrama, mientras tanto, López comprará un coche a lo largo de esta aventura. Lo seguirá utilizando hasta La Espantosa, Extraña, Terrífica Historieta de los Petisos Carambanales, cuando será destruido.

Aunque los puntos en común son mínimos es posible que Jan utilizase como inspiración un cómic titulado Lost in the Andes escrito y dibujado en 1949 por Carl Barks en el que el Pato Donald y sus sobrinos viajaban a Perú para investigar el origen de unos huevos con esquinas. Allí descubrirían una sociedad obsesionada con los ángulos rectos y que prohibía las curvas. Este cómic fue publicado en España en 1966 en el séptimo número de la colección Dumbo bajo el título Andes lo que andes, no andes por Los Andes.


Los Cabecicubos fue publicado originalmente en 1983 en los números 149 a 156 de la revista Mortadelo Especial, y dentro de ese mismo año sería publicado como álbum Olé! nº 7. En 1987, en Ediciones B, formaría parte del recopilatorio Super Humor Superlópez nº2. En el mismo año, en el tercer número de la revista Superlópez de Ediciones B se incluyó un póster realizado por Jan basado en esta historieta.


Declaraciones

"Los Cabecicubos me salió ante la preocupación que había por el "ruido de sables" en aquella época y que desemboco en el ridículo asunto de Tejero... Es fácil de sacar conclusiones. Era una critica a las ideas fijas de los militares de la época franquista. Gracias a Dios que eso ya se ha superado." (Jan, Fuente)

"En Bruguera, dentro de sus planes de modernización editorial, querían renovar la revista Pulgarcito, que no tenía personaje, solamente era un nombre. Me pidieron una idea a mí, a Ibáñez y creo que a Raf. Gané yo, Ibáñez propuso Tete Cohete..." (Jan, Dolmen nº66)

"Yo quería trabajarme Superlópez y no podía hacer las dos cosas a la vez, tuve que aparcar Superlópez. Reconozco que comencé con ganas pues al empezar a hacer sus guiones me di cuenta de que mi idea tenía una fuerza cultural muy grande." (Jan, Dolmen nº66)

"Lo cierto es que no creía en su supervivencia [la de Pulgarcito], los niños no compran tebeos, los compran los padres y por ello llegó un día que me dije que debía volver a hacer Superlópez por pura conveniencia y corté, a disgusto de la editorial." (Jan, Dolmen nº66)

"[De esa época y quitando a Superlópez] a mí sólo me parece interesante lo que hice con la serie de Pulgarcito, pero sabía que no tenía futuro y por eso me negué a seguir y retomé Superlópez. Tenía un contenido cultural muy fuerte aunque lo tenía que hacer con muchas prisas" (Jan, Dolmen nº66)

"¿Qué significó para mi ese trabajo...? Ya tenía la serie de 'Superlópez' en marcha y despegando, Pulgarcito suponía una rémora y en el fondo no creía mucho en ello pues al dirigirse a edades de 7 a 10 años no le veía futuro. Los niños no compran tebeos, se los compran sus papás y estos escogen lo que ellos leyeron... Claro, temía disgustar a los jefes, que estaban muy lanzados y siempre dispuestos a ponerte ayudantes que te pasaran a tinta lo que fuera, cosa que nunca he aceptado y decidí probar de compaginar ambas cosas. El resultado fue que Superlópez quedo parado hasta que renuncie a seguir Pulgarcito a disgusto de la Editorial. Reanude Superlópez y propuse a mi hijo Juan José que realizo algunas historias como 'La diadema de berilos' pero no duró mucho, no cobraba y la imparable crisis se lo cargó todo...

Cuando comenzó Ediciones B, quisieron resucitar la revista 'Pulgarcito' con formato similar al antiguo y con una pagina de Pulgarcito de portada. Les hice dos o tres para el lanzamiento y luego pasó a otros autores que no dieron el peso, no prosperó. Actualmente ya nadie se acuerda de todas esas páginas y los originales desaparecieron , excepto las historias de 'Las carabelas de Colón', '¡Tierra! ¡Tierra!' basadas en el descubrimiento de América, 'Un cuento chino', 'Continúa el cuento', 'El cuento se complica' y '...Y se acabo el cuento' sobre el clásico de Aladino y la lampara maravillosa...

Creo que conseguí reflejar un compendio de cultura infantil con esa serie, en la que combinaba los cuentos populares (Andersen, Grimm...) con los clásicos castellanos, las Fábulas, aquélla zona de la literatura que se llama surrealismo literario como Alicia en el país de las maravillas, Kipling, Gulliver, algo de historia, etc, etc..." (Jan, fuente)

"Creo que Pulgarcito pudo ser lo más importante que hice, porque a pesar de tenerlo que trabajar con prisas, del horrible color que le ponían y de los absurdos y toscos ‘parches’ que a veces le introducían, representó una gran exposición de cultura infantil. Me estudiaba toda clase de cuentos, fábulas, leyendas y tradiciones pertenecientes al mundo de la cultura propiamente infantil y las adaptaba a Pulgarcito. No obstante, tenía conciencia de que la revista en que salía no tenía futuro pues se dirigía a un sector de lectores de 7 a 10 años que no compra tebeos, se las compran los padres y estos eligen lo que leyeron ellos, por ejemplo el TBO o Capitán Trueno.. Total que un buen día decidí dejarlo para poder continuar con Superlópez. No podía con las dos cosas. Posteriormente he conocido personas de 25 a 30 años que recordaban el Pulgarcito... ¡Compensa!" (Jan, fuente)

“El personaje de Pulgarcito me aportó mucha satisfacción, porque me encanta trabajar para los chavales e intente hacer una amalgama de la cultura infantil con los cuentos clásicos de todas las épocas y procedencias que pude encontrar... Pero era una carrera constante y era imposible darle la calidad que me hubiera gustado. Había parado el Superlópez para hacer Pulgarcito y no le vi futuro en ello, de manera que corte con gran disgusto de la Editorial , y propuse a mi hijo Juan José para continuarlo. Pero no cobraba y pronto tuvo que dejarlo. Eran años de crisis y Bruguera estaba abocada al cierre.” (Jan, fuente)

"Quizá tenía bastante inclinación por Pulgarcito pero no acababa de convencerme las prisas aceleradas con las que tenía que hacerlo, ni veía futuro para esa revistilla porque son los papás quienes compran los tebeos a los niños de 7 a 10 años… y estos solo pensaban en Mortadelo y Filemon. No tenía futuro." (Jan, fuente)

"[Pulgarcito] tiene [un componente didáctico] porque así trabajo siempre, tengo un gran interés en la docencia y también se nota en Superlópez. La diferencia está en que Pulgarcito era para niños de 7 a 12 años y Superlópez está dirigido a los chicos de 12 a 18. Y sé bien que ya no tengo casi lectores de esa edad porque cada vez leen menos y se decantan por los medios informáticos: los móviles o las game boys. Qué le vamos a hacer... Prácticamente solo me quedan los nostálgicos. No pude seguir haciendo Pulgarcito porque era una carrera contrarreloj; era una historia semanal, no podía cuidarlo tanto como hubiera deseado y los colores que le ponía la editorial terminaban de estropearlo. Preferí volver a Superlópez." (Jan, fuente)


Portadas


La primera viñeta de la portada se basa en la viñeta 10 de la página 56 de este álbum:




Viñeta a Viñeta

Página 1 viñeta 1
El trayecto del autobús es Kantón-Masnou. A partir de aquí se ven a muchos secundarios jugar con cubos de Rubik. Se trata de un juguete inventado por Ernő Rubik en 1975 que hizo furor como juguete a nivel mundial entre 1980 y 1982. En este cómic se llamarán cubos de Tontik. Una charmacia al fondo.

Página 1 viñeta 4
Un señor al fondo lee Hoy, es decir, el diario Avui.

Página 1 viñeta 6
El autobús hace el trayecto Horta-Valhalla. Parece que López no tiene coche, por lo que o ha perdido el de Las Aventuras de Superlópez o aquél era prestado.

Página 1 viñeta 7
La marca Beat hace referencia a la Seat y Benault a Renault.

Página 2 viñeta 1
El cartel de la cabina dice "¡Papá, no fumes, lee!"

Página 2 viñeta 5
Atención al coche con la matrícula C-9116.

Página 4 viñeta 5
Por primera vez se desvela que Juan López trabaja en una empresa publicitaria.

Página 8 viñeta 3
El coche con la matrícula C-9116 de la página 2. También vemos que la empresa Gallinueva produce una nueva polución que será el desencadenante de la trama.

Página 10 viñeta 1
Al cambiarle la forma de la cabeza la voz del jefe también cambia y se vuelve cuadrada. En la página 8 debía de estar todavía en una fase intermedia de la transformación porque su bocadillo seguía siendo redondo.

Página 10 viñeta 2
Se desvela el nombre del empleado con barba, Ipáñez, un apellido creado a partir del de Francisco Ibáñez, el dibujante de Mortadelo y Filemón.

Página 13 viñeta 1
En la ventanilla pone "pegos" en lugar de "pagos". Hay un póster de Lleida al fondo.

Página 13 viñeta 2
En la pared se ve un póster de Catalunya.

Página 13 viñeta 4
En la cabina hay un cartel que dice "No por mucho fumar amanece más temprano".

Página 13 viñeta 6
Un perro conduce un coche.

Página 14 viñeta 7
Un anuncio dice "Entiérrelo como millonario".

Página 14 viñeta 8
El autobús une la Habana con Vic.

Página 15 viñeta 9
La empresa de López se llama Publisting S.A. En un par de álbumes cambiará el nombre por el de Llauna.

Página 16 viñeta 6
Como el jefe zarandea a Superlópez su bocadillo contiene letras duplicadas. En la edición de Bruguera es interesante compararlo con la página 49.

Página 16 viñeta 7
El autobús une aquí con allá.

Página 17 viñeta 1
En el semáforo viene Teapones en lugar de Peatones.

Página 17 viñeta 5
Tanta como parodia de Panda.

Página 18 viñeta 8
Un cartel de publicidad de los cubos de Tontik.

Página 20 viñeta 10
El jefe se refiere a que en La Semana más Larga se descubrió que Superlópez usaba el baño de la empresa.

Página 21 viñeta 7
El Múltimas Poticias es un periódico con XXXVI años de existencia pero sólo 3 números. Su precio es de 503 pesetas. En la foto Tini sujeta un Pulgarcito. El secuestro de Tini de esta historieta hace referencia al secuestro del futbolista del Barcelona Quini que tuvo lugar el 1 de marzo de 1981 (una semana después del golpe de estado del 23-F). Tras ganar en un partido contra el Hércules el asturiano Enrique Castro González (Quini) fue llevado a punta de pistola dentro de una furgoneta. Un grupo autodenominado PRE que en un principio parecía una organización terrorista de extrema derecha justificó el secuestro argumentando que "un equipo separatista no puede ganar la Liga" y llegó a pedir 350 millones de pesetas a cambio del jugador. El 25 de marzo los secuestradores exigieron 100 millones de pesetas que debían ingresarse en una cuenta de Suiza, con lo que la policía logró dar con el titular de la cuenta con la ayuda de las autoridades de ese país. Se trataba de un electricista de 26 años que confesó que el jugador se encontraba en un zulo de Zaragoza. Los misteriosos secuestradores resultaron ser al final tres parados que estaban a punto de liberar al futbolista porque se habían gastado el poco dinero que tenían en alimentarle. El jugador, comprensivo ("yo creo que eran buena gente", dijo), retiró la acusación contra sus captores pero el Barcelona pidió 35 millones de indemnización porque consideraba que habían perdido la Liga por su culpa. Finalmente las penas fueron de 10 años de cárcel y 5 millones de pesetas para Quini, pero éste renunció a esa cantidad.

El presidente del Barcelona Núñez junto a Quini

Página 23 viñeta 1
Superlópez empuja a una persona al salir de la cabina.

Página 23 viñeta 2
El goulag/gulag son campos de trabajos forzados de la Unión Soviética.

Página 24 viñeta 4
Rotio Rugado es una referencia a la cantante española Rocío Jurado (1946-2006).

Página 25 viñeta 1
El autobús une Masnou con Tiro Liro. Un coche conducido por un perro.

Página 26 viñeta 3
Carrer del Pi se encuentra en Barcelona cerca de las Ramblas.

Página 29 viñeta 3
TNT es una parodia del sindicato CNT.

Página 30 viñeta 6
El misterioso coche con matrícula C-9116 continúa dando vueltas por este álbum.

Página 30 viñeta 8
"Cambiar de camisa" es una expresión que significa cambiar de ideología. Sin embargo, aquí López lo dice de la manera literal.

Página 32 viñeta 9
Un cartel electoral de Tarrillo, parodia de Carrillo.

Página 33 viñeta 1
Un cartel de PSOTE, una parodia de PSOE.

Página 33 viñeta 3
Túarez como parodia de Suárez (CDS), Traga como parodia de Fraga (Alianza Popular).

Página 35 viñeta 2
Carteles de "No fumes, ¡lee! Fumar no hace hombre".

Página 37 viñeta 7
La Cuadraguardia es una parodia de la Vanguardia.

Página 41 viñeta 7
Tártez de Tiraverde y Rostrado son una parodia del Marqués de Villaverde y el doctor Rosado con los que Jan ridiculiza el nivel científico del GUA. El Marqués de Villaverde, Cristóbal Martínez-Bordiú, fue un cardiólogo y cirujano que se casó con la hija única del dictador Francisco Franco. Realizó el primer trasplante de corazón en España en 1968, parece que forzando a la familia del paciente, que sólo sobrevivió unas horas tras la operación. Encabezó al equipo médico encargado de atender a Franco por su enfermedad terminal en 1975, donde sus decisiones fueron muy discutidas. A finales de los 70 y principios de los 80 parece que estuvo implicado en las irregularidades del caso Coca. Por su parte, el doctor Manuel Rosado fue un personaje televisivo que se dedicaba a estafar utilizando falsos métodos médicos. El más conocido de ellos lo difundió en el programa Fantástico presentado por José María Íñigo: reanimar a un ahogado quemándole con un pitillo en la cabeza. En 1985 fue condenado a tres años de prisión por estafar con métodos milagrosos para la depilación, la calvicie y la obesidad. A finales de los 80 y principios de los 90 acumuló más denuncias por estafa. En 2003 fue detenido por pertenecer a una red de narcos colombianos.

Cristóbal Martínez-Bordiú

Doctor Rosado

Página 45 viñeta 9
Mata Hari fue una bailarina exótica que fue acusada sin pruebas de ejercer como espía doble durante la Primera Guerra Mundial y finalmente ejecutada.

Página 47 viñeta 6
El plano es el de la ciudad de Barcelona. Parece que el Primer Hexaedro es permisivo con las papeleras redondas.

Página 47 viñeta 9
El Primer Hexaedro grita "¡Será la primera!" En unas páginas veremos que no es así.

Página 48 viñeta 6
Estardostullidos como parodia de Estados Unidos.

Página 49 viñeta 1
Como las ruedas son cuadradas las letras de los bocadillos también traquetean. En la edición original de Bruguera modificaron estas letras porque no debieron entender la intención de Jan. En Ediciones B se vuelve a la tipografía original. La viñeta 6 de la página 16 que usa el mismo efecto sin embargo no fue modificada en ningún momento. La matrícula del coche recuerda a la del coche de López que se vio en la página 25.

Edición de Bruguera

Recoloreado en Ediciones B

Página 49 viñeta 2
En el muro se ve una pintada censurada como se hacía en la Dictadura: se rodeaba cada letra dentro de un cuadrado y luego se tachaba para que no se pudiese leer. En la viñeta anterior en el techo del coche se veían abolladuras pero aquí no.

 Edición de Bruguera

Recoloreado en Ediciones B

Página 49 viñeta 4
El cabecicubo dice "¿Otro para el convertidor?" Es decir, que Luisa no iba a ser la primera como decía el Primer Hexaedro. En la página 53 se verá que ni siquiera era de las primeras.

Página 52 viñeta 1
O el cabecicubo se ha equivocado al llamar al director de producción o Jan ha confundido a los dos personajes del comienzo de la historia... o tal vez Melchor Geometro y el director de producción sean hermanos.

Página 56 viñeta 2
"¡Cuadratura o muerte!" es una parodia de la frase del Che Guevara, "Liberdad o muerte".

Página 60 viñeta 2
El general Sintacha, a pesar de ser el principal apoyo del régimen cabecicubo, se presenta a las elecciones como defensor de la causa cabecirredonda.

Página 60 viñeta 4
El autobús une Kanton con Masnou.

Página 60 viñeta 6
En el cartel del banco, "Cáselos como tontos".

Página 61 viñeta 1
La matrícula del coche es la misma que la del coche de López de la página 25.

Página 61 viñeta 4
Esta viñeta repite el plano de la página 8 viñeta 3. Gracias al aumento de la contaminación de los coches la polución de la fábrica queda diluida y ya no afecta a la población.

Página 62 viñetas 1-2
Esta secuencia repite las viñetas 8-9 de la página 3.


Bibliografía

Mortadelo Especial
Nº149 a 156 (1983)
Editorial Bruguera
ISSN: 0211-9234

Los Cabecicubos
Colección Ole! nº7
Editorial Bruguera, 1983
2ªed. Febrero 1986
ISBN: 84-02-09357-4

Super Humor Superlópez nº2
Tomo recopilatorio
Ediciones B, Julio 1987
2ªed. 1990
3ªed. Octubre 2004 (29x21cm)
4ªed. 2007 (29x21cm)
5ªed. 2009 (29x21cm)
ISBN: 84-7735-200-3

Gran Festival Del Cómic nº3
Tomo recopilatorio
Ediciones Bruch, Septiembre 1988
ISBN: 84-87027-03-2

Los Cabecicubos
Colección Ole! nº7
Ediciones B, 3ªed. Abril 1987
1ªreimp. Abril 1990
ISBN: 84-406-1369-5

Los Cabecicubos
Colección Ole! nº7 (29x21cm relieve)
Ediciones B, Abril 1994
2ªed. Febrero 1997
ISBN: 84-406-3680-6

Los Cabecicubos
Colección Ole! nº7 (¿29x21cm sin relieve?)
Ediciones B, ¿1994?
ISBN: 84-406-4634-8

Los Cabecicubos
Colección Fans nº7
Ediciones B, Febrero 2004
ISBN: 84-666-1509-1

Las Mejores Historietas del Cómic Español
Las Mejores Historietas del Cómic Español nº15
Unidad Editorial, Julio 2005
ISBN: 84-96507-33-5
ISBN obra completa: 84-96507-18-1

8 comentarios:

Anónimo dijo...

En "HIstoria de aquí" de Forges por fascículos; tenía la costumbre este humorista gráfico de poner frases y quien las decía; solían ser inventadas y una de ellas era "Andes lo que andes, no andes por los Andes (Pato donald)Siempre creí que esa era inventada hasta que he leido lo del "Don Miki" que comentas.

Petiso carambanal dijo...

En la página 60, viñeta 4, el autobús no une Kantón con moscú, como comentas, si no Kantón con Masnou

Petiso carambanal dijo...

EEn la página 13, viñeta 1, en la ventanilla pone "pegos" en vez de pagos y hay un poster de Lleida. En la viñeta 2 de la misma página hay un poster de Catalunya.

Peúbe dijo...

Corregido y añadido, gracias.

Petiso carambanal dijo...

En la página 16, viñeta 6, cuando el jefe zarandea a Superlopez, en Bruguera sí parecieron entender lo que Jan quería con las ruedas cuadradas de los coches porque las letras se leen dobles. Mal entendido, claro, pero al menos ahí sí lo hicieron.

Peúbe dijo...

Añadido. Qué curioso esto, no había caído.

Sauce dijo...

Siempre he asociado la idea de Jan de los personajes con la cabeza cuadrada (hexaédrica, vale...) con la frase popular de “tener la cabeza cuadrada", que viene a significar tener ideas fijas, normalmente negativas, y empeñarse cabezonadamente en ponerlas en práctica. Creo que la frase de Jan “era una crítica a las ideas fijas de los militares de la época franquista" y la explicación del doctor Rostrado en la página 42, viñeta 3, parecen apoyar esta teoría.
Y una lástima lo de Pulgarcito. Son auténticas joyas. Guardo aquellos viejos tebeos sólo por las historietas de Jan.
Excelentes análisis de los cómics de Super Lopez; un placer leerlos.

Peúbe dijo...

Y un placer recibir comentarios, ¡gracias!